“Los detalles no son detalles. Ellos hacen el diseño.”
Charles Eames, arquitecto y diseñador
Normalización


Cuando nos introducimos en asuntos relacionados con las normas que han de cumplir los productos, hemos de distinguir en primer lugar  entre aquellas referidas a la seguridad del producto, que son normas de obligado cumplimiento, caracterizadas en la Unión Europea por el marcado CE; y recomendaciones técnicas, que, si bien no son de obligado cumplimiento, su observancia si que puede facilitar en ocasiones el acceso a determinados mercados.

En este segundo bloque se situarían las normas UNE, en España, DIN en Alemania, BS en Gran Bretaña, NF en Francia o UNI en Italia, por citar algunos ejemplos. Si estas normas han sido armonizadas se les une la nomenclatura EN. Para mercados externos a la Unión Europea hay que tener en cuenta las normas ANSI en Estados Unidos, o las UL de interés para los países árabes.

1.1 Marcado CE

El marcado CE simboliza la conformidad del producto con todos los requisitos comunitarios impuestos al fabricante.

El marcado CE colocado en los productos constituye una declaración de que:

 

  • el producto se ajusta a todas las disposiciones comunitarias, y
  • se han llevado a cabo los procedimientos pertinentes de evaluación de la conformidad.

 

El marcado CE es obligatorio y debe colocarse antes de que un producto sujeto a la misma sea comercializado o puesto en servicio, salvo en el caso de que una directiva específica disponga lo contrario.

Si los productos están sujetos a varias directivas, todas las cuales establecen el marcado CE, el marcado indica que se presume que los productos son conformes con las disposiciones de todas estas directivas.

Un producto no puede llevar el marcado CE si no está amparado por una directiva que disponga su colocación.

Por norma general el marcado CE debe ser colocado por el mismo fabricante tras la comprobación de que el producto cumple los requisitos exigidos, se  trata, por tanto, de un proceso de autocertificación.

Sin embargo, determinados productos, requieren la intervención de una entidad que certifique la conformidad. La correspondiente evaluación se lleva a cabo por los denominados organismos de control.

La tarea principal de dichos organismos es prestar servicios para la evaluación de la conformidad en las condiciones previstas en las directivas. Se trata de un servicio a los fabricantes en el ámbito de los intereses públicos.

Los organismos de control tienen la libertad de ofrecer sus servicios de evaluación de la conformidad, dentro del ámbito de la notificación, a cualquier agente económico establecido tanto dentro como fuera de la Comunidad. Pueden llevar a cabo estas actividades también en el territorio de otros Estados miembros o de países terceros.

Los fabricantes son libres de elegir cualquier organismo de control que haya sido designado para efectuar el procedimiento de evaluación de la conformidad con arreglo a la directiva aplicable.

Para ampliar información:
Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial F2I2
La Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial (F2I2) fue creada por la Universidad Politécnica de Madrid a través de su Rectorado, en colaboración con el Ministerio de Ciencia y Tecnología en 1993. Su actividad se concreta en la realización de trabajos de investigación y desarrollo, ensayos, calibraciones, asesorías, peritaciones o estudios, en un gran número de áreas científicas y técnicas.
Guía para la aplicación de las directivas basadas en el nuevo enfoque y en el enfoque global
Guía de la Comisión Europea cuyo objetivo es informar y facilitar la comprensión de las directivas basadas en el Nuevo Enfoque de la armonización y normalización técnica, así como el Enfoque Global de la evaluación de la conformidad.
Listado de organismos de control y competentes españoles
Tabla del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que incluye los organismos españoles que son competentes para la directiva de Compatibilidad Electromagnética o que están notificados para esta u otra directiva.
Comité Europeo de Normalización
Organismo europeo cuyo fin es promover la armonización técnica en Europa.


1.2 Normas UNE

Se trata de especificaciones técnicas cuya observancia no es obligatoria, siendo establecidas con participación de todas las partes interesadas y posteriormente aprobadas por AENOR, organismo reconocido en los ámbitos nacional e internacional, por su actividad normativa. Cuando a la normativa UNE se le añade las siglas EN significa que dicha norma UNE está adaptando determinada normativa europea

Para ampliar información

AENOR
Ley de Industria 21/1992 de 16 de julio