“Un gran diseño no venderá un mal producto, pero permitirá a un gran producto alcanzar su máximo potencial.”
Thomas J. Watson Jr., presidente de IBM 1952–1971

Un mundo en cambio

 

La constante evolución de las tecnologías, la globalización de los mercados y la velocidad de transmisión de conocimientos y de información son características fundamentales del mundo de hoy. Constituyen para las empresas una fuente permanente de oportunidades y de amenazas.
El factor clave para aprovechar unas y evitar otras es la INNOVACIÓN. Actualmente es el arma más eficaz para ser competitivo en un mercado cada vez más exigente y más complejo.


Para empresas que innovan

 

Las empresas deben aprender a gestionar la innovación. No sólo para aplicar adecuadamente las nuevas tecnologías, sino para crear y desarrollar una actitud innovadora en todas las áreas de la organización, y a través de ella mejorar los procesos productivos, hacer más eficaz su estructura, enfocar de manera más creativa su negocio, ofrecer al mercado nuevos conceptos de producto o de servicios, estar más cerca de sus clientes finales, comunicar con potencia y claridad con el mercado y, en definitiva, ser más competitivas.

El diseño es un medio fundamental para el desarrollo de la innovación. A través del diseño la empresa crea los productos, comunica su oferta, construye su imagen y sus marcas y, en definitiva, a través del diseño la empresa está en el mercado y en la mente, o el corazón, de sus clientes.