“Un gran diseño no venderá un mal producto, pero permitirá a un gran producto alcanzar su máximo potencial.”
Thomas J. Watson Jr., presidente de IBM 1952–1971
¿Cuánto cuesta el diseño?

Jordi Montaña e Isa moll - Cátedra ESADE de Gestión del Diseño


El coste del diseño es muy variable dependiendo fundamentalmente del tipo de producto. Pero, a mi entender, esta no es la pregunta adecuada. La gran pregunta es: ¿cuánto cuesta el buen diseño?

Todos los productos que se fabrican han sido diseñados. Es decir, todos los productos han pasado por una etapa de pensamiento, de planificación, de determinación de sus características, de sus medidas, de sus formas, de sus materiales, de sus acabados, etc. Esto es el diseño de un producto. Estas actividades no se contabilizan directamente en muchas empresas o no se tienen en cuenta en la contabilidad analítica de cada producto. Generalmente, forman parte del coste del personal técnico que se supone repartido en todos los productos, funcionen o no, tengan éxito o fracasen, sean grandes o pequeños, sean simples o complejos. Sólo en el caso de contratar a un diseñador externo se contabilizan directamente sus honorarios como coste a imputar a un producto determinado.

Si consideramos dentro de la fase de diseño el coste de los útiles para producirlo, moldes, matrices y utillaje en general, el coste del diseño de un producto puede estar, dependiendo lógicamente del tipo de producto, entre un 2% y un 10% (3% en promedio 1) del coste total del desarrollo y lanzamiento del mismo. La mayor parte del coste, o de la inversión si se prefiere, va a parar a los tests de producto y, fundamentalmente a todas las operaciones de lanzamiento incluyendo la preparación de la producción y la introducción comercial del producto.

Dado que de cualquier forma el producto ha de ser diseñado, que se diseñe bien, que se apliquen más recursos al diseño. Ante estos porcentajes cabe preguntarse que pasaría si se aumentaran los recursos aplicados al diseño. ¿Qué ocurriría si en el coste total del lanzamiento de un producto se triplicase la inversión en diseño?

Imaginemos que el coste total del desarrollo y lanzamiento del producto es de 100.000€. De acuerdo con los datos medios que manejamos el diseño nos cuesta 3.000€. Si triplicamos el esfuerzo y nos gastamos 6.000€ suplementarios, el coste total será de 106.000€ y el coste del diseño representará el 8,5% del total.

Con ello, ¿qué habremos conseguido?. Primero, reducir los costes de las fases posteriores de producción y lanzamiento. Segundo, reducir la probabilidad de fracaso del producto. Todo porque estarán más estudiados todos los detalles del producto, en especial su relación con el usuario, que es la base de un buen diseño.

De todos modos, más allá de la cantidad de recursos invertido lo que es absolutamente relevante es su calidad. Y la calidad del diseño no es un problema de coste sino de selección del profesional adecuado y esto no cuesta prácticamente nada.

________________________
1.- Montaña, J. "Marketing de Nuevos Productos. Diseño, Desarrollo y Lanzamiento". Hispano Europea. 1990. Página 24.


Año 2006

 

Imprimir PDF