“Un gran diseño no venderá un mal producto, pero permitirá a un gran producto alcanzar su máximo potencial.”
Thomas J. Watson Jr., presidente de IBM 1952–1971
Los concursos de diseño



Los concursos de diseño son a veces utilizados como alternativa al encargo directo. 
Empresas y, sobre todo, instituciones creen preferible convocar un concurso para diseñar una identidad corporativa, o cualquier otra necesidad de diseño, a realizar el encargo directo a un profesional.

Es mejor siempre contactar con un equipo de diseño con el que trabajar en estrecha colaboración. Pero hay, sin duda, ocasiones en las que convocar un concurso puede ser aconsejable, e incluso inevitable. En tal caso lo que los colectivos profesionales de diseño piden es que se haga correctamente. Porque sólo así se respetarán los legítimos intereses de estos profesionales y porque sólo así se pueden garantizar unos resultados de calidad, que den respuesta a los objetivos de quien convoca el concurso.

Básicamente podemos distinguir entre dos tipos de concurso: abierto y restringido. Entre ambas modalidades, el concurso restringido da siempre mejores resultados.

Algunas de las causas pueden verse en la siguiente comparación:

Participación
concurso abierto - Puede participar quien quiera. Las restricciones son prácticamente inexistentes.
concurso restringido - La convocatoria se hace a un pequeño número de profesionales elegidos en función del objeto del concurso.

Pago premiados
concurso abierto - Se paga sólo el premiado.
concurso restringido - Se pagan unos fijos por participar a cada concursante y luego una cantidad mayor al ganador.

Selección de concursantes
concurso abierto - No se sabe quién se presenta. En general los estudios de diseño de prestigio no acuden a concursos abiertos. No es seguro que haya un resultado del nivel requerido.
concurso restringido - Concursan estudios de reconocida solvencia, lo cual garantiza resultados de calidad. Exige conocer el mercado del diseño para invitar a los profesionales más adecuados.

Comunicación del encargo
concurso abierto - Los concursantes sólo tienen el pliego de condiciones. No pueden preguntarlo todo.
concurso restringido - El número restringido de participantes permite reuniones previas con ellos, en las que matizar el “briefing”, resolver dudas, aceptar o no sugerencias o cambios propuestos por los concursantes previos al desarrollo del proyecto. Hay comunicación, que es básico para obtener buenos resultados.

Presentación de soluciones
concurso abierto - Cuando se presentan los trabajos surgen dudas y siempre hay aspectos que no pueden estar resueltos. El concursante no tiene posibilidad de explicarse y resolver estas dudas. Hay ocasiones en que una buena solución del proyecto pasa por contravenir alguno de los requerimientos básicos del pliego de condiciones técnicas, lo cual conducirá posiblemente a la eliminación del concursante sin posibilidad de explicación.
concurso restringido - Cada participante hace una presentación de su proyecto, de modo que puede defender y explicar la solución que propone.


A continuación se adjuntan tres documentos, del ADG-FAD (Asociación de Directores de Arte y Diseñadores Gráficos), de AIGA (Professional Association for Design) y de ICOGRADA/ICSID/IFI (asociaciones internacionales de diseñadores gráficos, industriales y de interiores) en los que estos colectivos profesionales exponen sus opiniones y establecen pautas para la organización de concursos y convocatorias de premios.


Consultar documento ICOGRADA/ICSID/IFI
Consultar documento ADG/FAD
Consultar documento AIGA


Año 2006

 

Imprimir PDF