“El error más tonto es ver el diseño como algo que se hace al final del proceso para poner orden al desorden, en oposición a entenderlo como una cuestión de partida y parte de todo.”
Tom Peters, economista y escritor

La mayoría de los productos necesitan ser envasados y/o embalados para su transporte, su venta o su uso.

 

En lineales con metros y metros de longitud y cantidades ingentes de otros productos, el envase ha de ser capaz de llamar la atención, interesar, seducir, convertirse en el vendedor convincente y eficaz de su propio contenido y en el representante de los valores y atributos de la marca y del producto.


Es imprescindible pensar en el envase durante el proceso de DESARROLLO DE PRODUCTO y poner en manos de profesionales su diseño. Hay diseñadores especializados en “Packaging” (que es el término inglés bajo el que se conoce en todo el mundo lo relacionado con el envase y embalaje). Es una especialización que requiere dominio del diseño industrial para proyectar envases tridimensionales en vidrio, en plástico, en aluminio… y dominio del diseño gráfico para todo lo relacionado con la gráfica aplicada al envase: etiquetas, cajas, prospectos, manuales de uso o de montaje, etc.


Hoy en día tanto envases como embalajes están sujetos a normas y legislaciones complejas y cambiantes. Es necesario que la empresa conozca las que le afectan y para ello esté en contacto con entidades que la mantengan debidamente informada.

 

objetivo

Pensar qué tipo de envase o embalaje necesita el producto.

Elaborar un Programa de Diseño (o “briefing”) y encargar el diseño.