"El diseño de producto es una combinación de creatividad y análisis. Pero depende de la comunicación."
Michael Bremer, presidente de Cumberland Group
El diseño web

Nacho L. Amador
Profesor de diseño en la EASD de Valencia



En estos tiempos la página web es una herramienta de comunicación valiosísima y si se sabe utilizar bien, de coste casi ridículo, en comparación con otras herramientas de comunicación que las empresas emplean habitualmente, por ejemplo el catálogo. En este artículo trataremos de despejar algunas dudas y de orientar a las empresas para que logren un rendimiento real de Internet. Para ello lo hemos dividido en tres partes: la primera trata de explicar de la manera más sencilla posible QUÉ ES INTERNET, la segunda habla de LA PÁGINA WEB COMO UNA HERRAMIENTA DE COMUNICACIÓN, y la tercera explica LA PARTE TÉCNICA de internet, definiendo términos que hemos  usado en las dos anteriores y algunos nuevos que van surgiendo. Todo el artículo está pensado y escrito para profanos, de manera que se han simplificado conceptos para hacer más fácil la comprensión.

¿Qué es internet?

Internet es una red de redes de ordenadores. Una red de ordenadores son dos o más ordenadores conectados entre sí. La red de Internet está compuesta por dos tipos de ordenadores los CLIENTES y los SERVIDORES. Los CLIENTES somos los que nos conectamos a INTERNET. Los SERVIDORES son ordenadores especialmente pensados para mostrarnos las páginas web.
 




¿Qué es una página web?

Una página web es un archivo o conjunto de archivos que están alojados en un servidor de internet y a los que se accede a través del protocolo HTTP. Este protocolo permite la comunicación entre los servidores y los clientes.

¿Cómo funciona internet?

Cuando accedes a una página web en internet lo que ocurre es un proceso complejo de peticiones y transferencias de archivos. Cuando el ratón se posa sobre un enlace (o link) y aprietas el botón lo que ocurre es que tu ordenador envía una petición al servidor de tu proveedor de internet, preguntándole por la página que buscas, este servidor es un servidor especial que sabe dónde se encuentra cada página web, se llaman servidores DNS (Domain Name Server). Una vez tu ordenador ha localizado el servidor que contiene la página que tú quieres, se la pide a este servidor, el cual te la envía. Tú la ves una vez que la página está en tu ordenador. Pero todo esto ocurre en décimas de segundo. Lo que más tarda en llegar son los archivos que componen la página, que son imágenes, textos, animaciones, etc..., es decir, el contenido de la página que suele ser lo que más pesa.
 



Proceso de trabajo

Explicamos aquí como podría ser un proceso de trabajo para la realización de una página web, desde el punto de vista de la empresa:


  1. Briefing: lo primero es analizar las necesidades de la empresa para salir a Internet, y cuál sería el objetivo de la página web. Un consejo: hay que tener en cuenta dos tipos de objetivos, a corto y a largo plazo. También hay que analizar la inversión que la empresa puede realizar para cumplir sus objetivos en internet, el presupuesto. Hay que pensar que internet no sólo son páginas web, y que la inversión de la empresa en este aspecto no tiene por qué ser sólo económica, puede ser también de personal (el encargado de la página web). Un ejemplo podría ser, para una empresa que vende mobiliario, que quiere posicionar su empresa como una empresa con mucho valor de diseño, y con producto de alta calidad a precios competitivos. Con este objetivo podemos hacer muchas acciones en Internet. Podríamos, una vez hecha la web de la empresa, anunciarnos en portales especializados, ofrecer a estos portales artículos de prensa sobre nuestros productos, o realizar en internet una revista gratuita mensual sobre el diseño de producto y tendencias. Son proyectos diferentes que se pueden desarrollar por separado o juntos, dependiendo del presupuesto de la empresa. Por tanto, no limitemos nuestra acción con un briefing cerrado y dialoguemos con el diseñador, experto en comunicación. Transmitamos un problema, una necesidad y recibiremos la solución que necesitamos. Con el briefing debemos proporcionar al diseñador toda la información necesaria (textos, fotos, etc...). El briefing es un punto de partida, no el final, aquí no acaba la labor de la empresa.
  2. Idea creativa / Estrategia de comunicación: esta solución viene en forma de idea por parte del diseñador. La idea no es definitiva podemos ajustarla entre todos, cliente y diseñador. Cuando ya está todo claro pasamos a la siguiente fase.
  3. Producción / Maqueta: el diseñador realiza una maqueta operativa del trabajo para mostrarla cuando está terminada, antes de colgarla en internet. Una maqueta es el desarrollo mínimo que se necesita para que el cliente pueda ver la web, su funcionamiento, etc, y a la vez el diseñador la utilice para realizar pruebas. La maqueta no es la web operativa, dependiendo del tamaño del proyecto pueden hacerse varias maquetas, para mostrar el funcionamiento de distintas partes de la web. En esta parte el diseño no es lo importante, aunque también puede tenerse en cuenta. Pueden utilizarse para mostrar el funcionamiento de una cosa concreta de la web, o para que el programador haga pruebas en un servidor especial.Una vez revisada la maqueta se termina la web y se cuelga a prueba, para que el cliente revise el contenido de la página y su funcionamiento, etc... y si todo es correcto pasamos a la siguiente fase. Este es el momento en el que se tendrían que preparar las campañas de comunicación on-line y off-line.
  4. Publicación: se publica la web y las campañas de comunicación, si las hay. Hay que hacer un seguimiento especialmente al principio para ver que no se nos ha pasado nada por alto.
  5. Posicionamiento en buscadores: inmediatamente despues de colgar la web en internet ha de hacerse una labor de posicionamiento en los mejores buscadores para que los usuarios puedan encontrar nuestra página con facilidad.
  6. Análisis y estadísticas: Es importante hacer un seguimiento de las estadísticas de nuestro sitio web, de manera que podamos determinar si las campañas de comunicación realizadas funcionan o no, si hay partes de la web que se visitan más o menos y qué tipo de visitante tenemos, ¿nos interesa?, ¿atraemos al usuario que queremos?. Todas las preguntas hay que hacerlas en este punto para sacar un buen análisis de las estadísticas y poder reaccionar. Recuerda, la web es un elemento vivo. No podemos publicar una web y dejarla morir como una planta que no regamos. Hay que tener en cuenta que la tecnología empleada en la programación de la web, influye en las estadísticas.
  7. Mantenimiento: el mantenimiento es un de los puntos clave de la web. Existen muchos tipos de mantenimiento. Desde programas que permiten crear todos los contenidos de la web o desarrollos específicos para una web determinada, hasta empresas que hacen contratos de mantenimiento, incluyendo la creación de contenidos, de manera que el cliente no tiene que hacer nada. Todo depende del objetivo de nuestra web y del presupuesto que tengamos.Pero, si hemos pagado porque nos diseñen una web, ¿qué ocurre cuando somos nosotros los que incluimos nuevos contenidos, fotos, textos, etc...?¿renunciamos al diseño?¿debemos contratar un diseñador para que realice el mantenimiento?. Por otra parte el mantenimiento supone la generación de nuevos contenidos, noticias, etc... que deben ser de interés para el usuario. Hay empresas que generan por ellas mismas el contenido, normalmente el departamento de prensa o marketing. Pero si somos una empresa pequeña, ¿cómo y quién genera contenido?. Por tanto hay que tener en cuenta que la actualización de contenido es una inversión importante de tiempo y dinero, y que a veces vale la pena plantearse un mantenimiento anual o semestral. En cualquier caso debemos navegar periódicamente por nuestra página con el fin de detectar posibles fallos o errores de funcionamiento y asegurarnos de que el usuario pueda disfrutar de la experiencia que le ofrecemos sin ningún problema.


La web como herramienta de comunicación

La web es hoy en día una herramienta de comunicación valiosísima, por su bajo coste (en comparación con otros medios), fácil mantenimiento y su alcance, pues está disponible para millones de posibles clientes/usuarios. Es importante entender la web como una herramienta capaz de generar negocio. Ya sea atrayendo clientes, colocando a la empresa en una determinada posición, divulgando la imagen de la misma, o vendiendo directamente los productos al cliente.


Concepto básico de comunicación

La web es una herramienta de comunicación. Este es un esquema de comunicación básico.



Donde la empresa es el emisor,el mensaje son las flechas, internet es el canal o medio y el usuario el receptor.


El emisor, la empresa, es el responsable del contenido del mensaje (no confundir con desarrollar la creatividad, por ejemplo: que hacemos descuentos, que nos trasladamos, etc... las frases exactas o la manera cómo lo decimos, sería la forma del mensaje y es competencia del creativo / diseñador), la empresa también es responsable de definir el público objetivo al que nos dirigimos (hay empresas dedicadas al estudio del mercado que pueden ayudar en esta función) y el medio (esto nos lo dirán sobretodo las dos cuestiones anteriores).

Por tanto, la labor del diseñador es desarrollar un mensaje que se entienda y estimule, teniendo en cuenta las necesidades y criterios que la empresa y el medio o canal le refiere.

En la mayoría de los medios la actitud del receptor es (por las características del medio) una ACTITUD PASIVA. La comunicación entre el emisor y el receptor es unidireccional (el emisor lanza el mensaje pero no puede recibir la respuesta), lenta (el emisor recibe una respuesta del receptor pero tarda mucho en llegar) o parcial (la respuesta del receptor no nos proporciona casi información útil).
 


En internet el esquema de comunicación sería:



Lo cual quiere decir que la actitud del receptor puede ser una ACTITUD ACTIVA. Al recibir el mensaje el receptor actua: sigue navegando, compra, busca información e incluso salir de la página, etc... Con su respuesta a nuestro mensaje (la respuesta puede ser simplemente la manera que tienen de comportarse en la web), podemos comprobar la eficacia de su comunicación al instante.


Funcionalidad. "Las 5 E"

Ahora que tenemos claro el tema de la comunicación, vamos a comentar la importancia de la Funcionalidad de la página, en un pequeño resumen. 

Cuando hablamos de Funcionalidad, nos referimos a la acción conjunta de cinco factores, que permiten a la página web llevar a cabo su objetivo, en la interacción con el usuario. Estos cinco factores son:
 

  1. Enfoque: el receptor debe entender el mensaje. Siempre teniendo en cuenta las necesidades del público objetivo al que nos dirigimos y el objetivo que queremos cumplir.
  2. Estructura: la organización del contenido dentro de la página.
  3. Estilo: respetando el estilo de comunicación y corporativo de la empresa. 
  4. Ergonomía: la usabilidad de la página, navegación, eficacia, accesibilidad, resultados...
  5. Evolución: mantenimiento, mejoras, valor añadido, nuevos servicios...


Tipos de web

Hasta ahora hemos visto que para utilizar la web como una "Herramienta de comunicación" y de trabajo, hemos de tener en cuenta sobre todo tres cosas: definir un objetivo que queremos cumplir. Definir un público objetivo al que queremos dirigirnos. Esta información debe recogerse en un briefing o informe que, junto con toda la información que creamos necesaria, haremos llegar al diseñador, para el desarrollo de la comunicación (si en este punto no tenemos ni idea, podemos ponernos en contacto con empresas consultoras de comunicación o bien con diseñadores expertos en comunicación). Dependiendo de este briefing que hemos generado decidirá, el diseñador, el tipo de web que necesitamos. En una clasificación elemental podemos decir que existen 7 tipos de web dependiendo de la función comunicativa que cumplan:


Corporativa o de imagen: información relativa a la empresa. Unicamente se explica quiénes somos, qué hacemos, dónde estamos etc...
www.hotelneptunovalencia.com

Catálogo de productos o servicios: (Imagen + Catálogo) donde además se explican los productos o servicios de que disponemos.
www.laboratoriosbabe.com

De comercio electrónico: (Imagen + Catálogo + Comercio electrónico) además el usuario puede adquirir por la red el producto o servicio que desee. 
http://store.apple.com (la tienda apple en internet)

Informativa o documental: simplemente servimos una información sin recibir nada a cambio, la información no es relativa a la empresa o administración. Dentro de esta sección se pueden incluir las webs lúdicas.
http://www.xtec.es/~jcorder1/ (sobre matemáticas para estudiantes de ESO).

Portales: son páginas que aglutinan un motón de servicios. Surgierón al principio de internet. Trataban de atraer el mayor número de usuarios posibles concentrando todos los servicios posibles en una sola página (buscador, noticias, tienda, correo...). En la actualidad son poco utilizados y han perdido fuerza. Existen unas páginas que se autodenominan portales, que no concentran muchos servicios, pero que están muy especializados, como este mismo.
www.terra.es ; www.elpais.es ; www.impivadisseny.es

Aplicaciones web: hay algunas páginas cuya función está muy relacionada con procesos internos de la empresa, como gestionar stocks, hacer pedidos, gestionar cuentas, etc... estas webs son más complejas de elaborar que una simple web de imagen. Son auténticos programas que funcionan a través de internet, por eso se llaman aplicaciones web. hoy en dia hay muchas empresas dedicadas a las aplicaciones web. Las hay ya prefabricadas ante las cuales la empresa debe adaptarse, estas son más baratas. Y hay empresas que realizan las aplicaciones ad-hoc, lo cual es “relativamente” más caro. Digo “relativamente”, por que a veces adaptarte a una manera de trabajar ya preestablicida es, no sólo a nivel económico, si no también humano, más costoso. La diferencia entre una aplicación web y el comercio electrónico, es que la aplicación web puede formar parte de una web de comercio electrónico.

Intranet: es un internet restringido a los ordenadores de una red. Nadie que no pertenezca a esta red puede entrar en ella. Sirve para empresas grandes, pues permite acceder a través de aplicaciones web a datos que comparten todos los empleados. Por ejemplo el departamento de personal necesita datos de las nóminas de los empleados y el departamento de administración también. Con la intranet estos datos residen en un servidor, de manera, que en lugar de estár en un sólo ordenador y de tener que pedir los datos a un departamento u otro, estos datos están disponibles para todos los usuarios de la intranet. También un comercial, por ejemplo, podría acceder a la intranet desde internet con una contraseña, de manera que pueda trabajar desde fuera de la oficina. La tecnología para desarrollar páginas que se vean en una intranet es la misma que en internet.

Esta clasificación no es exacta, ni las webs se adaptan a ella a la perfección, algunas webs de imagen pueden tener algo de informativas y de catálogo, y algunas webs informativas ser también de comercio electrónico y un portal ser de imagen o corporativo, etc... Las posibilidades son muchas y podríamos decir que casi cada web es en sí misma un tipo de web distinto. Pero esta clasificación puede ser útil para entender mejor internet.

 

¿Qué hace un diseñador web?

El diseño es un proceso creativo que, a través de un medio, comunica. Es una acción de comunicación. La labor de un diseñador web es la misma que la de un diseñador gráfico, la única variación es el medio en el que se mueve y por tanto la tecnología con la que desarrolla su tarea. Su labor es por tanto la de comunicar.  Un estudio de diseño web suele constar de diseñador/es y programador/es especializados. Los diseñadores resuelven los problemas de comunicación y los programadores los problemas tecnológicos. Eventualmente también puede contar con expertos en márketing, en publicidad, en animación, en música, vídeo, etc... Suele darse a la web una condicón más técnica que de comunicación, así muchas empresas encargan a su departamento de informática la realización de la página web. Esto es como encargar al equipo de mecánicos de la empresa que hagan las labores comerciales porque trabajan con los coches que usan los vendedores. La parte tecnológica de la web es importante pero no puede condicionar el trabajo por que, recordemos, lo importante es comunicar. No debemos preocuparnos por la parte tecnológica suponemos que el programador hará que funcione, lo que debemos de tener en cuenta es que sea una tecnología que permita a la mayoría de los usuario a ver la página web correctamente.

Qué es un servidor de internet

Un servidor es un ordenador especialmente pensado y configurado para almacenar y despachar páginas Web. Cualquier ordenador serviría para mostrar páginas Web, cualquier ordenador se puede convertir, con el software adecuado, en un servidor. Lo importante a la hora de tener un servidor es la velocidad a la que muestra la página y el flujo de visitantes que permite, pero sobretodo un servidor posee una dirección IP (no es exactamente igual que un dominio). Estas direcciones son las que permiten saber dónde se encuentran las páginas identificando a los servidores que las contienen.

Interactividad

Cuando hemos hablado de la comunicación hemos hecho hincapié en la capacidad de respuesta de internet, muy provechosa para la empresa. Esto es posible gracias a la Interactividad. Es la capacidad de intercambio y dialogo entre el usuario y la página o sitio Web. Este intercambio y dialogo posibilita una experiencia más profunda al usuario que la que permite la televisión. Como hemos dicho, añade una ventaja para la empresa, frente a otros medios, el conocimiento que la empresa adquiere del usuario y la capacidad de segmentación que ello ofrece. Con las páginas Web podemos conocer mejor a nuestro cliente, saber de dónde viene, qué ha hecho dentro de nuestra página, cuánto tiempo ha estado, a dónde va, con qué ordenador entra, con qué programas, etc...
En internet la relación con el usuario a través de la interactividad, es la clave.
Todo esto es posible no sólo gracias a la interactividad sino a los programas de estadísticas y análisis, de los cuales hablaremos más adelante.

Qué es un proveedor de servicios de internet

Un proveedor de servicios de internet, es una empresa que ofrece servicios para que podamos tener una página Web. Desde alojamiento, registro de dominios, hasta posicionamiento en buscadores. Hay miles por todo el mundo, más caros y más baratos, mejores y peores, y todos tienen multitud de ofertas y servicios. Aquí hay algunos muy populares: www.arsys.es; www.nominalia.com; www.acens.com; Por internet puedes consultar sus servicios y compararlos.

Nombres de dominio

Es una manera sencilla de encontrar a alguien en Internet. Los servidores de Internet se identifican por unos números únicos llamados direcciones IP, estas direcciones son como números de teléfono, difíciles de recordar y algunas veces sujetos a cambios. Cada dominio corresponde a una dirección IP (un número), concreta en un servidor concreto. Los servidores de nombres de dominios (DNS) se encargan de traducir el dominio por la dirección IP concreta para que el ordenador la encuentre.  

En Estados Unidos existe un organismo, ICANN (www.icann.org) encargado del registro mundial de dominios. En España existe una empresa encargada del registro de dominios de ámbito territorial, www.nic.es. Es a través de esta empresa como puedes registrar un dominio.es.

Las empresas que ofrecen servicios de internet, suelen ofrecer el registro de dominios (arsys.com; acens.com; nominalia.com) pero puedes registrarlo directamente en Estados Unidos en: www.register.com; www.nic.com.

Clases y tipos de dominios

Dominios genéricos
Los puede registrar cualquier persona del mundo sin ningún requisito especial. Es barato y de rápida adquisición. Entre ellos se encuentran algunos de los más usados en la red.

Dominio .com: viene del inglés Company. Especialmente pensado para las empresas. Es el más usado en internet. Normalmente cuando alguien no sabe cómo es el dominio de una empresa busca por el nombre.com. Es interesante pero cuando una dirección lo tiene, no nos dice nada de la empresa que lo usa.
Dominio .org: está pensado para organizaciones, en un principio sin ánimo de lucro, pero puede registrarlos cualquiera.
Dominio .net: pensado para las empresas relacionadas con el mundo de internet.
Dominio .edu: con fines educativos. Universidades, etc...
Dominio .mil: uso militar.
Dominio .gov: uso administrativo.
Dominio .tv: referente a la televisión.
Dominio .info: para las empresas del mundo de la información.
Dominio .biz: del inglés business (negocio). Surgió debido a la saturación del .com.
Dominio .cc: también para empresas, surgido por la saturación del .com.
Dominio .ws: son las sigles de Web Site (sitio web en inglés).
Dominio .name: que en inglés significa “nombre”. Pensado para webs personales.


Dominios estatales / territoriales

Dominio .es: sólo para empresas, autónomos y otras organizaciones españolas. El dominio debe identificarse con su marca registrada o con el nombre de la organización. Es más caro, y lento en registrar, pero asegura al que navega que detrás del nombre hay una empresa y marca registradas.

Existen terminaciones para todas las naciones del mundo, como un prefijo de teléfono. Estos son algunos ejemplos.

Dominio .au: Australia
Dominio .fr: Francia
Dominio .de: Alemania
Dominio .uk: Reino Unido
Dominio .ch: Suiza
Dominio .dk: Dinamarca
Dominio .se: Suecia


Otros dominios

Dominio .pro: sólo para profesionales. Tiene categorías según profesión ( .med .pro). es necesario acreditarse como miembro de un colegio profesional u organización equivalente.
Dominio .aero: únicamente para empresas del sector aéreo.
Dominio .coop: hay que acreditaarse como una cooperativa.
Dominio .museum: sólo para museos.


Alojamiento

Todas las webs necesitan un espacio físico donde ubicarse. Este espacio tiene que ser en un servidor. Las empresas de servicios de internet tienen diferentes paquetes de alojamiento dependiendo de tus necesidades. Los paquetes van en función (básicamente) de tres cosas:
 

  1. El espacio, que es el espacio que tendrás en el servidor. 
  2. Las tecnologías que permite. Es importante porque según nuestras necesidades pagaremos más o menos. Una web simple de imagen no necesita ninguna tecnología especial, sin embargo, una web con contenido dinámico (es decir, mantenible), necesita tecnologías especiales. 
  3. Y por último, la transferencia mensual, que es la cantidad de información que los usuarios (la suma de todos ellos) podrán descargar de tu web en un mes. Un ejemplo: Si tenemos un sitio web que consta de 5 páginas y cada página pesa 1 Kilobyte, cada vez que un usuario se conecta a una página nuestra se descarga 1K por tanto si ve todas nuestras páginas se descarga 5K. La transferencia mensual es la suma de todas las K que se han descargado todos los usuarios durante un mes. Si nuestra transferencia mensual es de 500K podremos tener unas 100 visitas al sitio por mes. Y ¿qué pasa cuando superamos esa cifra?. Míralo en el contrato que aceptas cuando contratas un alojamiento, pero lo normal son dos circunstancias, o bien que la página no esté disponible para el resto del mes, o bien que la empresa te cobre de más por el alojamiento ese mes. Por eso es importante analizar las estadísticas cada mes, así, si vemos que aumentan mucho las visitas podemos cambiar el alojamiento para tener más capacidad.


De qué se compone una página web

Internet sólo es capaz de transmitir archivos de un ordenador a otro, estos archivos los interpretan unos programas que son los navegadores, como Internet Explorer, Firefox, Safari, etc... Estos navegadores leen el código de la pagina web y lo interpretan para mostranos el contenido de una manera determinada. Las páginas web se componen de documentos html, imágenes, etc... en resumen se componen de archivos.

Navegación

La navegación de una página es la manera en que los usuarios reciben la información, la buscan y se mueven por las distintas partes de la página. Lo más simple es el enlace, pinchas y vas a otra página, pero hay tecnologías como Flash, que permiten una navegación más especial, que transmite más sensaciones y emociones, personalizando mejor el tono de la comunicación, haciendo la página especial. La navegación es muy importante pues si es muy compleja puede que el usuario se vaya de tu web sin verla o sin hacer lo que tú quieres que haga, una experiencia negativa del usuario hará que éste no vuelva nunca y transmite una imagen negativa de la empresa. 

Programación

De la programación se encarga el programador. A nivel de comunicación no nos importa en qué tecnología hagan nuestra página, sólo nos importa que comuniquen lo que se tiene que comunicar y como se tiene que comunicar. Por tanto es un error dar a diseñar la página web a un programador, sin pasar por la supervisión de un experto en comunicación como debe ser el diseñador. Es interesante utilizar tecnologías que ayuden a entender el mensaje, que permitan audio y vídeo, o animaciones, pero siempre hay que tener en cuenta que esté al alcance del mayor número posible de usuarios, o por lo menos del tipo de usuarios al que queremos dirigirnos.

A veces es necesario el uso de lenguajes especiales (en el caso del comercio electrónico) lo cual hace más caro este apartado. Si se utilizan bases de datos también encarece.

La programación debe hacerse en función de las prestaciones de la web, el mantenimiento o necesidades de actualización, la navegación, las estadísticas, la cantidad de visitas, la interactividad, el contenido. La programación debe adaptarse a nuestro objetivo y no al revés.

Usabilidad

El término viene del inglés usability. Se refiere a la capacidad que tiene una página web de ser manejada por el usuario. Normalmente se define en base a las necesidades de los usuarios. Un buen diseño sabrá respetar la usabilidad y la comunicación de la página, pero es frecuente encontrar páginas donde el diseñador ha olvidado a los usuarios, en favor de un diseño impactante. La usabilidad se encarga de todo lo que influye en la experiencia que el usuario tiene en la página. Una experiencia es positiva, sobre todo, cuando el usuario consigue lo que quiere en nuestra página, una información, imprimir, navegar, o hacer una operación más complicada como comprar. Si la experiencia es buena el usuario volverá a la página con mayor frecuencia y tendrá una imagen positiva de la marca o producto.

Actualización / Mantenimiento

Suele ser más eficaz hacer un mantenimiento periódico a largo plazo, 3 ó 6 meses e incluso cambiar de página al año, como se cambia de catálogo por ejemplo.

Es importante entender que en el caso de las páginas dinámicas, antes de hacerlas debe existir una necesidad, en este caso, debemos generar contenido periódico. Es común entre las empresas querer para su web un apartado de noticias. Suena bonito, pero ¿realmente generas noticias?. Las noticias no son noticias sólo por ponerlas en ese apartado, es importante que interesen a los usuarios. Por eso antes de pensar mantener una página, hay que pensar qué es lo que vamos a contar. Antes la necesidad y luego la solución, y no al revés.

Existen páginas que requieren de una actualización continua, por ejemplo los diarios o revistas. La actualización requiere una programación especial más costosa. La actualización puede ser hecha por profesionales, por ejemplo, tener contratado un mantenimiento con la empresa que diseñó la página. Y por otro lado está el auto-mantenimiento, son las páginas dinámicas. Este caso lo elijen muchas empresas pensado que ahorran costes, pero no es así, porque si queremos tener un buen mantenimiento debemos asignar a alguien en nuestra empresa que se encargue de hacerlo, si no es así, el resultado suele ser que la página se queda obsoleta con mucha frecuencia, dando la sensación al usuario de abandono (por ejemplo, cuando entras en una página en la que las noticias son de hace tres años). Así nos cargamos todo lo que intentábamos comunicar, y el usuario se lleva un experiencia negativa o cuando menos anodina. Una página que no se actualiza cuando debe es una página muerta. 

Estadísticas y análisis

Por un lado tenemos los programas que analizan las estadísticas de nuestra web. En el servidor existen unos archivos llamados logs que registran todas las visitas a nuestra web. Con estos programas podemos contabilizar estas estadísticas y saber cuántos visitante hemos tenido, desde qué página han accedido, qué sistema operativo tienen y cosas por el estilo. Estos programas son baratos e incluso los hay gratuitos, más completos o menos. Pero únicamente nos sirven unas estadísticas generales sin profundizar en nuestro usuario.

Existen también empresas especializadas que intervienen en el código de tu propia página web e incluso añaden pequeñas aplicaciones para que tu página recabe más información acerca del usuario.

Por otro lado, podemos tener una actitud más activa para con el usuario, ofreciéndole servicios sólo si se registra en nuestro sistema, de esta manera podemos obtener información a través de un formulario. Hay que recordar que los formularios no son infalibles (el usuario puede mentir) y que nadie da información por nada, es decir, que los servicios deben de interesar. Con esta posibilidad consigues conocer mejor a tu cliente, pero la inversión en la página es mayor y no a todas las empresas les interesa, todo depende de en qué se base tu negocio y a qué tipo de público objetivo te diriges. Por ejemplo, si tu público objetivo es el usuario en general, no es necesario conocerlo tan a fondo, no te interesa un sistema de estadísticas y análisis muy complejo qué identifique a cada usuario, pues tu público objetivo es muy amplio. En cambio si tu negocio se basa en distintos públicos objetivos a los que ofreces distintos productos, entonces sí te interesa, para así poder segmentar tus clientes y tus productos y ofrecer a cada uno lo que le interesa.

Otros servicios y posibilidades

Hoy en día las nuevas tecnologías evolucionan cada hora y surgen nuevas cada minuto. En estos momentos ya es posible comunicar una web con teléfonos móviles y con PDA's, Palms, enviar SMS, RSS y mucho más. Pero la mayoría de las tecnologías son tan recientes que el mercado todavía no las ha asimilado. Antes de realizar una inversión en este sentido, habría que estudiar muy a fondo las posibilidades, sus pros y sus contras.

Los banners

Al principio de internet, eran el espacio reservado para la publicidad, pero también han ido evolucionando. Ahora existen empresas dedicadas exclusivamente a la publicidad vía internet, creando campañas de comunicación específicas para el medio. Existe la creencia de que se puede ganar dinero teniendo banners en la página web. Esto es verdad, pero para que ocurra debe ser una página web con un índice de visitas enorme. En internet la publicidad sólo se paga si tienes un índice de visitas muy grande. Se utilizan dos formas de pago, un dinero por poner el banner durante un periodo de tiempo y además un dinero por cada click que haga un usuario desde ese banner. Por ejemplo: Por poner un banner en una página nos pueden cobrar 600 por un mes + 0,1 euros por click, de modo que si recibimos 2000 visitas a través de ese banner en un mes pagaríamos 600+200 euros (estos precios no son reales, es sólo un ejemplo de cómo funciona). Lo mejor es no supeditar la página a una financiación en base a su publicidad, aunque no hay que descartarla, si la página genera un flujo de visitas notable. Durante los últimos años los banners han sufrido numerosas transformaciones y las nuevas tecnologías han posibilitado otros tipos de banners y publicidad.  

Los buscadores

Son páginas web en las que puedes encontrar enlaces a otras páginas. A través de criterio de búsqueda por palabras, te muestran una lista de páginas web relacionadas con la/s palabra/s que le indiques.

Por medio de los buscadores es como mucha gente encontrará tu página, así que es importante saber cómo funcionan. Por ejemplo si tienes una fabrica de sillas, que tu empresa aparezca cuando alguien introduce la palabra silla en el buscador. Esto no es tan fácil como parece: debes dar de alta la página en el buscador para que la introduzca en su base de datos y será necesario un mantenimiento de tu posición cada mes. Existen empresas especializadas en posicionar las páginas en los buscadores. Los criterios por los cuales tu página aparecerá en los primeros puestos varían en cada buscador. Google es el buscador más importante y más usado, su criterio es bastante estricto, varía según si tienes muchas visitas o no, y también interviene el número de páginas que tengan un enlace a la tuya.

Sin embargo otros buscadores utilizan programas especiales que recorren la web buscando nuevas páginas para incorporar a su base de datos. En cualquier caso es un apartado importante a tener en cuenta.

También existe la posibilidad de contratar los llamados enlaces patrocinados. Consisten en colocar un enlace a tu página, (previo pago) para que aparezca, siempre que el usuario ponga la palabra o frase que escojamos. Por ejemplo, si tú quieres aparecer cada vez que alguien ponga “silla” en el buscador. Pagas y cada vez que alguien busque esa palabra, en un lateral de la página aparecerá tu enlace y seguramente alguno más. Así nos aseguramos estar siempre entre los primeros puestos.


 

 

Imprimir PDF