"El diseño de producto es una combinación de creatividad y análisis. Pero depende de la comunicación."
Michael Bremer, presidente de Cumberland Group

El avance de la informática y de las tecnologías de la comunicación ha generado nuevos escenarios en los que las empresas están o deberán estar presentes. El más conocido es, sin duda, Internet.
La página, o sitio web, universaliza y acelera la capacidad de comunicación de las empresas, que han encontrado en la Red nuevas formas de establecer relaciones con el mercado y un medio con el que ganar flexibilidad y eficacia en el trabajo.

Pero hay también otros canales que han evolucionado de modo espectacular y que ponen a disposición de la empresa toda una serie de servicios muy eficaces y de gran capacidad comunicativa: los multimedia, que combinan imágenes fijas o en movimiento, textos, gráficos, sonido e interactividad.
Idóneos para hacer presentaciones de producto o de empresa, demostraciones de funcionamiento, instrucciones de montaje o anuncios.

Hay empresas especializadas en el diseño de páginas web y también diseñadores gráficos que dan este servicio subcontratando las tareas de programación. En cuanto al diseño multimedia, hasta ahora en manos de empresas de producción audiovisual, están surgiendo estudios que a partir del diseño gráfico se especializan en estos nuevos medios, aportando una visión y una metodología que son propias no tanto del mundo del cine o la publicidad, sino del diseño.