"El diseño de producto es una combinación de creatividad y análisis. Pero depende de la comunicación."
Michael Bremer, presidente de Cumberland Group

La marca es un nombre o un símbolo, o combinación de ambos, que identifica a una empresa o a un producto / servicio y lo diferencia de sus competidores.

Básicamente sigue siendo así, pero hoy en día una marca es mucho más. Se ha convertido en signo de determinados atributos y valores, en garantía de calidad y de responsabilidad ante el mercado, en argumento o estímulo de compra, en símbolo de actitudes o integración en algún grupo social,… Se ha convertido en un activo que la empresa puede y debe gestionar, tanto en el plano funcional como en el plano emocional.

Pero, aún siendo tan compleja, una marca físicamente es un nombre y una imagen.
Conviene resaltar la importancia de que tanto el nombre como la parte gráfica de la marca (un símbolo o una solución tipográfica) estén bien diseñados. Y no está de más advertir que el diseño de marcas es quizá la actividad más difícil del diseño gráfico, por tanto, la que requiere más de profesionales especializados.

Estos profesionales pueden dar también el servicio, conocido como “Naming”, que consiste en buscar o construir un nombre para la marca y, desde luego, se ocupan del diseño, es decir de la solución gráfica o identidad visual corporativa, así como de desarrollar las aplicaciones de la marca a papelería, rotulación de edificios, vehículos, material de promoción, etc….