“El diseño de un producto es el diseño de una relación.”
Steve Rogers, director de experiencia de usuario de Google

Comunicar lo ecológico de Café Jurado

 

 



 

La empresa alicantina Café Jurado decidió lanzar al mercado una nueva línea de café ecológico que complementara su amplia gama de productos. De este modo ofrecía a sus consumidores más exigentes la posibilidad de adquirir un producto obtenido sin pesticidas y sin abonos químicos.

Para crear la imagen de su nueva línea de café ecológico ha contado con el creativo Manuel Galdón, de MAGS. Calidez, naturalidad y un toque tribal en la ilustración son la carta de presentación de esta novedosa gama de cafés.

LAS NECESIDADES

Alfonso Jurado, director de la marca, acudió al estudio de Manuel Galdón para que este llevara a cabo el diseño del packaging. Su estudio de diseño lleva más de cinco años trabajando con la empresa y su colaboración ha sido clave en la modernización del packaging de sus productos.

Para este proyecto el equipo de diseño contó con una gran libertad “Al tratarse de un nuevo producto, la libertad en el proceso creativo era mayor”. Era fundamental aportar un diseño que se diferenciara de la línea principal de la marca sin llegar a suponer una ruptura respecto a la misma. Del mismo modo, se planteó la necesidad de lograr una rápida identificación del producto como “ecológico”.

EL PROYECTO
Como explica Manuel Galdón, su trabajo comienza con un estudio exhaustivo de las marcas presentes en el mercado. Este estudio previo es esencial por dos razones: por un lado, es necesario saber que es lo que el consumidor espera ver y por otra parte es esencial presentar un diseño diferente a todos los demás para que destaque en el lineal.

El mercado “ecológico” apostaba por “una opción minimal, prácticamente sin ilustraciones” pero ellos buscaron algo más de calidez ya que el producto se dirigía a un público más amplio que no se siente atraído por un envase tan frío. Debía lograr dos objetivos, la “identificación” y “la sensación visual”.

LA SOLUCIÓN

La identificación se logró mediante un lead claramente destacado: “Ecológico”. Sobre este, se sitúa el logotipo de “Café Jurado”, así es cómo se logra mantener el vínculo de un producto novedoso con una marca casi centenaria ligada a la tradición del café.

Todo el fondo del envase recuerda al aspecto del papel reciclado, con ello se refuerza el hecho de estar ante un producto “natural” y “ecológico”.


La ilustración que se encuentra en la parte central aporta el “aspecto emocional” a este diseño. Como explica su autor: “Es un detalle que hace referencia a la procedencia del café, por ese motivo quise transmitir un aire tribal.” La presencia en el lineal se refuerza con los trazos horizontales que envuelven la ilustración y que “se unen con el envase contiguo, creando una sensación de unidad en todo el estante”.

jurado_marcaecologica.jpg









EL EQUIPO
Para Manuel Galdón un diseño debe cumplir cuatro atributos: que sea diferenciador, legible, producible y que los responsables de la empresa se sientan identificados con el resultado. Si ambas partes no están en “sintonía” el trabajo realizado no vale la pena. 

El diseñador presentó diferentes opciones a los responsables de la compañía y se constituyó un comité de empresa para la elección final. Como explica Alfonso Jurado “la empresa suele realizar test con consumidores antes de lanzar un producto al mercado" y tras valorar la buena aceptación de la pequeña tirada de prueba se comenzó la producción normal.

BENEFICIOS

La empresa Café Jurado apostó por este tipo de producto con la intención de dar respuesta a una incipiente demanda de café ecológico. Pese a la buena acogida por parte de los consumidores, hoy en día no resulta sencillo hacer de éste un producto rentable, ya que su producción tiene un elevado coste.

Para la empresa, este es un proyecto a largo plazo con el que esperan lograr mayores beneficios en un futuro. Por el momento, el beneficio se encuentra en haber ampliado su oferta y en mejorar la imagen de la marca.

Confían en el diseño ya que el trabajo de restylig llevado a cabo hace tres años de mano del estudio MAGS, trajo consigo un aumento de ventas de alrededor de un veinte por ciento. Los beneficios logrados en aquella ocasión animan a la empresa a seguir invirtiendo en diseño.



Esta información es un extracto de la publicación "Experiencias del diseño en el sector alimentario 2" editada y publicada por AINIA y puede accederse al texto íntegro en formato ebook, via la web de ainia, o descargar la publicación en formato pdf

 

Imprimir PDF