“El diseño de un producto es el diseño de una relación.”
Steve Rogers, director de experiencia de usuario de Google

Envase para la salsa allioli de Choví

 

 



 

OPORTUNIDAD 
La empresa Choví, S.L., dedicada a la fabricación de salsas, necesitaba diferenciar su producto principal, el allioli, del de la competencia. Aprovechó el momento de su introducción en la cadena de supermercados Mercadona, entonces en expansión, para comprar una máquina de envasado mediante el proceso de termoformado, que les permitía además de aumentar su producción, cambiar el formato del envase.

Fue así como surgió la idea de sustituir el envase de tarrina convencional por un nuevo envase de plástico que imitara la forma del mortero de cerámica tradicional, amarillo con manchas verdes.

PROBLEMA
El proceso de termoformado deforma el plástico, así que había que trabajar el diseño de las manchas del mortero para que fueran homogéneas. Además, había que diseñar bien la tapadera, que, para reducir costes y mantener el aspecto de mortero en el resto del recipiente, tenía que contener toda la información obligatoria de este tipo de productos: ingredientes, legislación, y código de barras, entre otros elementos.

EQUIPO DE TRABAJO
La firma confió el proceso de creación de la imagen del nuevo mortero al diseñador Terio Girona de Estudio, Concepte i Forma, que desarrolló el color y tratamiento gráfico del envase dando como resultado el producto estrella de la empresa, 'allioli Choví, el del mortero'.

LA SOLUCIÓN
 

alt
 

El diseñador, en colaboración con la empresa proveedora de la máquina de envasado, trabajó la imagen del mortero de forma que se consiguió
reproducir el efecto buscado: un envase de plástico amarillo, con manchas verdes que contienen el nombre de la marca, Choví, y una imitación al formato de la cerámica original en el lineal. La tapadera incluía una imagen de la salsa, como si estuviera siendo removida con el mazo, que le concedía mayor realismo.

Este formato recupera además la tradición americana de envases de salsa, que se ha convertido en un referente de la 'cultura pop', como el ketchup o la mostaza, a partir de un producto o recipiente enraizado en la cultura local tradicional.

BENEFICIOS
La empresa Choví consiguió con este nuevo envase 'diferenciarse' de la competencia. El mortero se ha convertido en su 'seña de identidad', hasta el punto de que muchos clientes identifican el producto como el 'allioli del mortero' más que por la marca. Las ventas se triplicaron en tan sólo dos años y se amplió la clientela tanto a nivel nacional como en el extranjero. En una segunda etapa, se cambió el formato inicial variando el cierre de la tapadera para que fuera más hermético, lo que ayudó a incrementar todavía más las ventas.
 


Esta información es un extracto de la publicación "Experiencias del diseño en el sector alimentario 1" editada y publicada por AINIA y puede accederse al texto íntegro al descargar la publicación en formato pdf 

 

Imprimir PDF