“Un diseño sin componente innovador es una contradicción”.
Gui Bonsieppe, diseñador, docente y teórico del diseño
Quatre històries d’ExID (amb D de Disseny), 2007

Edita: BCD, Barcelona Centro de Diseño

La integración de procesos de diseño en las empresas puede ser llevada a cabo de manera intuitiva o mediante metodologías más formales, dependiendo de la apuesta que hacen sus directivos o propietarios, la intuición, los recursos destinados y la toma de decisiones adecuadas en el momento preciso. No hay recetas perfectas. No se trata de seguir las reglas de un manual estricto. Cada caso es diferente. Cada proyecto es único. Cada sector tiene sus particularidades y cada empresa es un mundo. Lo importante son los resultados obtenidos gracias a la integración y la correcta gestión del diseño de acuerdo con la estrategia de la empresa y el cumplimiento de los objetivos establecidos.

En cualquier caso, lo que queremos mostrar con esta publicación son los resultados obtenidos por cuatro empresas catalanas de diferentes sectores, en los cuales el diseño ha sido pieza clave de sus innovaciones, y dar a conocer sus experiencias como muestra de que cualquier empresa tiene la oportunidad, si se lo plantea, de invertir en diseño con un claro retorno de su inversión. 

El uso del diseño en la definición de sus productos, mensajes y espacios otorga a estas empresas un valor añadido valorado muy positivamente por sus clientes y usuarios, y las diferencia de su competencia. Y es que la innovación, cada vez más ligada a productos, a procesos, al marketing y a la organización de la propia empresa, es decir, a los intangibles como el diseño, permite abrir el horizonte de nuestra creatividad y expresar nuevas ideas de negocio, con el fin de que los profesionales del diseño las conviertan en propuestas prácticas para nuestros usuarios y clientes. 

Es por esto que hemos escogido cuatro historias diferentes, pero con un hilo conductor común: el éxito obtenido gracias a la innovación y el diseño. 

Barrutoys, una empresa familiar del sector de juegos y juguetes; Oriol Balaguer, un nuevo concepto de pastelería; RS Barcelona, una empresa que en sus orígenes trabajaba básicamente el metal, y Estoli, otra empresa familiar del sector de productos de baño, que actualmente se abre camino en el sector del mobiliario de oficina. ..."

 

Imprimir PDF